Claves para entender el Feng Shui

Cómo entender el Feng Shui

La aplicación del Feng Shui en la decoración de nuestros hogares y oficinas ha ganado protagonismo en los últimos años.

A continuación explicamos las claves para entender dicha técnica y así poder sacarle el mayor partido a la decoración de nuestros espacios preferidos.

El Feng Shui es una antiquísima técnica china que trata de cómo atraer la buena fortuna a través de conseguir la armonía y equilibrio de nuestro entorno. Nos enseña a vivir en sintonía con las energías de la tierra y tratando a ésta como a un ser vivo.

feng shui para casa

La teoría de los cinco elementos

Como en todas las prácticas adivinatorias practicadas por los chinos, la teoría de los cinco elementos constituye la base del Feng Shui. En ella, estudian cómo relacionar entre sí los elementos de la naturaleza para crear y canalizar la energía positiva. Estos elementos son:

Fuego es uno de los elementos más poderosos, pero no puede existir por sí solo, sino que tiene que ir vinculado a algún otro elemento. Tiene que estar controlado en todo momento para no derivar en un exceso de su energía que podría ser fatal. Energía relacionada con el sector Sur.

Agua al igual que el fuego, es un elemento muy poderoso y que puede escapar de nuestro control. Elemento identificado con el Norte, y que bien canalizado, nos aportaría armonía y prosperidad.

Tierra para conseguir la felicidad en familia tendremos que estar en contacto con ella, y en casa, colocar algún símbolo que la identifique en uno de los sectores que le correspondan (Suroeste, Noreste y centro).

Madera cuyos rumbos son Este y Sureste. Relacionada con la aportación de éxito de lo material, y como las ramas de un árbol que crecen y se expanden, su energía es favorable para transmitirse de padres a hijos.

Metal elemento del Oeste y Noroeste. El potenciar su energía, nos ayudará a adquirir poder.

El Yin y el Yang

Además de la teoría de los elementos, es básico para que la doctrina del Feng Shui sea completa, el sincronismo de las fuerzas del Yin y el Yang, ya que es indispensable para hallar el equilibrio. El secreto de ello está en que cada una de estas fuerzas se opone a la otra, pero no puede existir la una sin la otra.

El Yin, equivale a la fuerza femenina, relacionado con lo frío, lo oscuro, la noche y la luna así como el Yang, es la luz, el sol, lo dominante, lo masculino. Tras un día viene la noche, y después otro día. El verano cede paso al invierno, y tras el invierno, otro verano. Así pues, el yin y el yang interactúan constantemente originando el cambio necesario.

El Feng Shui en casa

Son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de decorar un espacio basándose en el Feng Shui: Salvar algunos rasgos estructurales presentes en todas las casas o pisos (como por ejemplo vigas, pilares o esquinas salientes), la combinación de colores, la elección de motivos decorativos, y la orientación de camas u otro tipo de mobiliario. Es por ello que lo mejor es estudiar cada caso concreto y amoldarlo a las necesidades de cada uno.

Dos puntos donde estudiar y con más información de la filosofía Feng Shui:

El Feng Shui en el dormitorio

Según la filosofía del Feng Shui, la felicidad y el éxito marital se debe en gran parte a la influencia que ejerce al aplicarse en el dormitorio principal.

Estas reglan prohíben poner elementos de agua en el dormitorio, flores y plantas que son portadoras de energía yang muy intensa, y el gran tabú del Feng Shui en el dormitorio seria colocar un espejos en el que se refleje la cama, ya que favorecerían las infidelidades por parte de ambos miembros de la pareja. Para mantener vivo el amor en la alcoba, tampoco sería conveniente dormir en camas formadas por dos colchones de cama individual.

El Feng Shui en los negocios

La finalidad de utilizar el Feng Shui en la oficina es el de activar la buena suerte en nuestros negocios. Según esta creencia, tan solo teniendo en cuenta y aplicando algunos principios básicos del Feng Shui, podremos incrementar nuestros ingresos y ayudar a conseguir un negocio próspero.

Después de tener en cuenta todos estos consejos ya podemos ponernos mano a la obra. De todos modos, es totalmente innecesario que nos obsesionemos demasiado con llevarlos a cabo todos al pié de la letra. Es mejor que lo tomemos como una ayuda para conseguir la buena suerte.

arquitectura , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 9 3 ?