Diferencias entre Créditos y Préstamos

prestamos

La práctica totalidad de los consumidores utilizan los términos créditos y préstamos de forma indistinta para referirse a la misma operación financiera cuando la realidad es que son dos términos distintos que definen diferentes acciones o cuestiones financieras.

Aunque los dos términos tienen como fin último el que una persona reciba o pueda disponer de cierta cantidad de dinero durante un tiempo previamente pactado, las diferencias entre unos y otros son bien notorias.

Pero no solo los usuarios de pie o personas sin conocimientos fiscales caen en dicho error sino que verdaderos especialistas, como son los economicistas, en ocasiones utilizan dichos términos de forma arbitraria, y creando aun más confusión entre la multitud de personas que acuden a entidades financieras con el fin solicitar dinero para dar cobertura a los imprevistos económicos que se presentan a lo largo del año y que con pequeñas cantidades de dinero se resuelven.

Aunque hay excepciones como por ejemplo www.prestamosrapidosweb.com/ que tratan lo que son créditos o préstamos rápidos de forma rigurosa así como el análisis de los diferentes productos crediticios que se pueden contratar online.

La solicitud de préstamos de gran cuantía ha decrecido en los últimos años para dar pie a un incremento exponencial en la número de solicitudes que reciben las empresas crediticias con el objeto de obtener un mini crédito o mini préstamo para saldar pequeñas deudas o hacer frente a pequeños imprevistos domésticos, como puede ser la vuelta al cole de los niños, la reparación del coche o de un electrodoméstico o para hacer frente a los gastos que acarrea la boda de un familiar o amigo.

Diferencias entre Préstamo y Crédito

La diferenciación viene dada por diversos criterios:

  • Cuantía del dinero entregado al solicitante.
  • Flexibilización en la forma de devolución del dinero
  • Entrega o solo disposición de la cantidad solicitada.
  • Requisitos que exige la entidad financiera
  • Explicaciones

 

Cuantía de dinero entregado al solicitante

Cuando se trata de cantidades importantes de dinero, por encima de los 3.000 euros, estaremos hablando por regla general de Préstamo cuyos plazos de devolución se suelen extender en el tiempo incluso llegando a años (destinados a compra de coche, vivienda, etc.)

En cambio cuando se trata de importes menores, estaremos hablando de créditos o incluso de microcréditos ya que muchas veces las cantidades entregadas oscilan entre 50 y 300 euros.

Flexibilización en la forma de devolución del dinero (titulo 2)

Los préstamos se devuelven al llegar a término la fecha fijada, incluyendo dicha devolución el principal y los intereses pactados. Sin posibilidad de demora. Siendo fijado los plazos o cuotas por el prestamista.

Los créditos, se caracterizan por poder ser devueltos antes de la llegada de la fecha final con lo que se produciría un ahorro final en cuanto a intereses u honorarios. El crediticionario es el que, dentro de los plazos señalados devuelve el dinero según sus necesidades.

Entrega o solo disposición de la cantidad solicitada.

Cuando hablamos de crédito estamos hablando de que el solicitante tiene abierta una “línea de crédito” por determinada cantidad y puede o no disponer del dinero o incluso puede disponer de parte de esa cantidad. La gran ventaja es que solo se le aplicaran intereses sobre la cantidad que ha usado, no sobre la cantidad total.

En contraposición cuando hablamos de préstamos nos estamos refiriendo a que la empresa financiera entrega la cantidad acordada de forma integra, de forma que desde el primer día le estarán cobrando intereses por la cantidad total.

Requisitos que exige la entidad financiera

Por regla general los requisitos que se exigen en los créditos son mínimos incluso muchas empresas prestatarias no exigen ni la presentación de aval, nómina o cualquier otro documento que demuestre que se dispone de ingresos regulares, para en cierta medida demostrar que se dispone de medios económicos para devolver el dinero concedido. E incluso algunas empresas conceden los créditos aunque estés inscrito en la lista de ASNEF (listado de morosos que tienen deudas crediticias o de otra índole)

En cambio cuando se habla de préstamos los requisitos son más rigurosos basados sobre todo en el importe de dinero (de elevada cuantía), llegando a exigirse avales tanto personales como reales.

Explicaciones

Esta sencilla característica caracteriza perfectamente si estamos hablando de una u otra forma de conseguir prestado dinero: Cuando se solicita un crédito nadie te va a exigir ningún tipo de explicación a qué lo vas a destinar, en cambio cuando solicitas un préstamo por regla general te van a exigir que demuestres en qué vas a emplear el dinero, es decir te van a pedir explicaciones.

Para escribir este artículo me he nutrido de varias fuentes de información siendo la principal: interesesaplazofijo.com espacio dedicado a las finanzas, y al tratamiento y análisis de términos como créditos inmediatos, préstamos, descuento de pagarés, refinanciación, etc.

economia , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 6 6 ?